Literatura de Fantasía y Juegos de Rol: Mismo Lenguaje, Distinta Narrativa.

jueves, 30 de septiembre de 2010

La Fantasía y la Ciencia Ficción son los géneros a los que pertenecen la gran mayoría de juegos de rol, pero aunque comparten ambientación y lenguaje sus estructuras narrativas son completamente diferentes. 



La historia de los juegos de rol está ligada a la historia de la literatura de fantasía, y no es una influencia que se haya producido en una sola dirección, sino que se ha producido en ambos sentidos. Los primeros juegos se inspiraban claramente en las obras de fantasía de la época, y muchos de los actuales escritores de éxito son o han sido jugadores de rol. El trasvase de ideas en ambos sentidos ha sido inevitable.



Pero pese a todas esas influencias los juegos de rol y la literatura de fantasía son elementos claramente diferenciandos en su nivel más profundo, teniendo estructuras narrativas completamente distintas. 



Zonk-PJ, conocido autor y editor de juegos de rol explora en esta charla la historia común de la Literatura de Fantasía y los juegos de rol, haciendo especial hincapié en sus estructuras narrativas, con el objetivo de analizar como se han influido entre si y cómo están cambiando de manera imperceptible la forma en la que entendemos el contar historias.

Zonk-PJ, también conocido como el Demonio Sonriente o como Pablo Jaime Conill Querol entre otros pseudónimos, es Licenciado en Comunicación Audiovisual y ha trabajado muchos años en el mundo del cine (como productor y como analista de guiones principalmente). También ha trabajado de fotógrafo (incluyendo portadas de discos para Italodisco), actor, DJ, y un largo etcétera de actividades creativas. Ahora se dedica en cuerpo y alma a escribir, dibujar y publicar juegos de rol por medio de su microeditorial (un poco rara para los estándares editoriales, ya que regala libros) Demonio Sonriente.
Miembro originario de la Fábrica de Basura, publicó sus primeras poesías cuando tenía 18 años (ahora tiene 33) y no ha parado de crear desde entonces en todos los formatos que se le han ocurrido: literatura, vídeo, sonido, y juegos de rol.
Sus primeras creaciones estuvieron ligadas al mundo literario en internet de principios de los 90. Luego saltó a la producción audiovisual, trabajando en productoras como Morena Films, Un Lugar en el Cine o Libélula Producciones. Pero en esos años no abandonó su pasión por la creación en la red, simplemente la movió de la literatura a los juegos de rol, llegando a ser "playtester" para la editorial americana Steve Jackson Games (una de las grandes editoriales de rol). Hace 4 años problemas de salud le obligaron a dejar su carrera audiovisual y a llevar una vida más tranquila. Pero incapaz de quedarse quieto mucho rato acabó creando una editorial de juegos de rol, que es un trabajo más relajado que la producción cinematográfica pero igual de creativo. Así sus médicos están contentos porque no tiene tanto estrés, y el está contento porque continua creando.